¿de qué sirve el conocimiento si no puede ser compartido?

La limpieza y recogida de residuos no deja de ser uno de los asuntos que más quebraderos de cabeza reporta a los regidores municipales, porque se hace complicado lograr ciudades limpias a un coste razonable.

Son, además, los servicios más delicados de los municipios: esos que si se hace bien se disfrutan en silencio pero que si se falla saltan enseguida a la primera línea de la indignación pública.

Las encuestas de satisfacción ciudadana reflejan esa preocupación con relación al cuidado de los espacios públicos y a la limpieza viaria de unos municipios que, en muchas ocasiones, perciben desatendidos por los responsables políticos municipales.

La sensación es que los gestores municipales no han priorizado la excelencia de los servicios públicos entre sus objetivos, olvidando que esa es su principal razón de ser. Y esa presión y exigencia de la opinión pública respecto de los servicios que recibe de las distintas administraciones, lejos de disminuir, va en aumento.

Existe pues una realidad incontestable, independientemente de que la empresa que se encargue de los servicios sea de titularidad pública, privada o mixta, la responsabilidad final de que las cosas funcionen recae, en la mayoría de los casos, en los Ayuntamientos.

Otra realidad que se deduce de esas encuestas de satisfacción ciudadana es que una mayor inversión en limpieza no mejora necesariamente las valoraciones.

Llegados a este punto, y así como los alquimistas buscaban esa sustancia de naturaleza indefinida que tendría la capacidad de transformar metales básicos en preciosos, nosotros perseguimos la piedra filosofal que nos permita transformar nuestros municipios.

¿Existe una piedra filosofal en los servicios urbanos?

la respuesta es , el control de calidad de esos servicios.

Así, los contratos de servicios de recogida de residuos o limpieza viaria deben ir acompañados de un sistema de control y seguimiento de la calidad de los servicios. La ausencia de un control de calidad efectivo (situación generalizada) aboca a las administraciones locales a notables ineficiencias que derivan en las consiguientes denuncias e insatisfacción ciudadanas.

Es necesario definir un sistema que permita conocer, controlar y mejorar la calidad de los servicios prestados, pero resulta clave que el sistema de control de calidad de los servicios se configure de forma sencilla.

“Si lo haces fácil, saldrá fácil, si lo complicas, se complicará”

Para diseñar el método de control se debe partir de la identificación de los factores que intervienen en el grado de satisfacción del ciudadano con la limpieza de su municipio y, en base a ello, establecer una relación directa con los atributos más importantes de cada servicio.

De esta forma no solo estaremos evaluando la calidad con la que se ha prestado ese servicio sino, además, la calidad del trabajo que realiza la contrata que lo presta.

En Query, Consulting & Software nos esforzamos por ser el referente en el control de calidad de los servicios urbanos, promoviendo la excelencia operativa y la satisfacción ciudadana en cada municipio que atendemos.

Por eso nos hemos marcado un OBJETIVO:

hacer que cualquier municipio, esté en el punto que esté, quede listo para impulsar el control de calidad en limpieza viaria y recogida de residuos urbanos.

 

MIRA QA|Servicios Urbanos es la piedra filosofal de los servicios urbanos.

 

MIRA -QA Servicios Urbanos

Guía para el

seguimiento y mejora de la gestión de los Servicios Urbanos

Descarga 100% gratis